miércoles, 28 de junio de 2017

Rat Queens


Rat Queens es una seria de fantasía medieval sobre el típico grupo de aventureros y las misiones que llevan a cabo. Tenemos al clásico guerrero enano, un mago elfo, un clérigo humano y un ladrón halfling... con un pequeño giro: todo el grupo está compuesto por mujeres.

Admito que la primera vez que me acerqué al cómic lo hice con mis expectativas al mínimo. Me esperaba el típico gender-bender en el cual, con la excusa de tener personajes femeninos, lo único que tendríamos sería un desfile de tetas y culos. Personajes planos, historias sencillas, y mucha carne. Que si, que puede ser divertido o entretenido, pero no pasa de ahí.

Curiosamente, hasta que no me quedé sin mas .cbr que leer no me dí cuenta de que me había atrapado en la lectura. Y, no, no es que fuera la obra mas original del mundo que nos va a redefinir el genero, no, simplemente es una en la que por fin veía protagonistas femeninas que eran algo mas que un cacho de carne.
Las Rat Queens son un grupo de aventureras, que revientan cabezas y consiguen tesoros.


Sus problemas con la justicia, sus enemigos mas poderosos de lo que les gustaría, sus heridas, y sus celebraciones después de la aventura. De hecho estas celebraciones habrían sido una excusa perfecta para dejarnos caer la típica escena subida de tono que no aporta nada pero alegra la vista, ¿no?

Pues si, podría, pero no caen en la trampa facil.
Cada Rat Queen tiene su propia personalidad, y hasta para celebrar cada una lo hace a su forma. Si, la mayoría se emborracha, se pone ciega con todo lo que pueda fumarse, y buscan a quien llevarse a la cama. Algunas son mas tradicionales (Hannah y Violet), y otras son de miras mas abiertas (Betty), pero me encanta el detalle de que Dee no solo se sienta incómoda en situaciones sociales sino que incluso evite ese contacto íntimo. Genial.

Puede que las conozcamos como unas simples busca broncas... pero ¿no es eso basicamente en lo que consisten la mayoría de los grupos de aventureros?

.oOo.

Las Rat Queens:

Betty, la ladrona Halfling. De hecho en el cómic la llaman Pizca y, no, no es un error de traducción, es el mismo termino que usan en el original.
Jovial, aficionada al dulce, las drogas y el sexo. El orden es lo de menos.
Su punto de originalidad es que pese a parecer la cabecilla loca del grupo tiene un corazoncito romántico y una capacidad de observación espectacular.

Dee es la curandera del grupo. Sería una clériga humana si no hubiera renunciado a su dios. ¿Y como hace magia?, jeje, ahí está la pregunta que algún día nos responderán.
Aparte del interesante giro que representa ser una clériga sin dios, Dee es uno de los personajes mas interesantes al presentar ese contrapunto antisocial.

Admito que Hannah sería mi personaje favorito por defecto. Es una elfa y es hechicera. No necesita mas cosas en mi escala para molarlo todo (bueno, quizás podría mejorar si fuera bardesa, claro...). Pero es que me encanta ese puntito de maga berserker que le han dado. O quizás simplemente universitaria rebelde.

Violet es quizás el personaje más insulso. Y no solo por ser enana y guerrera, que es la receta del bostezo. Es que apenas se esbozan un par de detalles de su personalidad, con lo cual sirve de vara de medir de lo estándar y las demás destacan en la medida que se diferencian de Violet.
Hay una promesa de trama con su pasado... que no llega a desarrollarse.
Bueno, y también está el hecho de que en esta ambientación las enanas tienen barba y Violet es una rebelde porque se ha afeitado. No termino de tener claro el motivo, quizás estoy demasiado constreñido por la sociedad en la que me he criado, pero eso de las enanas con barba no termina de gustarme :S

.oOo.

Por cierto, por si fuera poco todo lo anterior el cómic tiene esos detalles que le hacen especial. Como la piedra telefónica que usa Hannah para comunicarse con su familia. 
Impagable.

Rat Queens no va a cambiar la historia del cómic, pero desde luego es una lectura entretenida en un género que necesitaba un poco de cariño.